Pareja se embarca en un emocionante viaje para perder peso

By:

Para muchos estadounidenses, la pérdida de peso es uno de sus mayores objetivos. El control sobre el peso es una batalla diaria tanto para los hombres como para las mujeres. Una joven pareja estadounidense descubrió de primera mano lo difícil que podía resultar tener un sobrepeso elevado, además de lo difícil que resultaba alterar su aspecto y vidas para que fueran saludables.

Esta es la historia de la transformación de Lexi y Danny Reed en personas en forma, seguras y con bienestar gracias a su propia fuerza de voluntad.

Cansados de los problemas de peso

Hartos de su propio peso, Lexi y Danny se embarcaron en un increíble viaje para perder peso. A diferencia del resto del mundo, que prefiere dar pasos pequeños para ir perdiendo peso, con cosas como incluir agua en su dieta o comer más verduras, Danny y Lexi eligieron seguir un camino completamente distinto que cambiaría sus vidas para siempre.

Si quieres saber cómo lo han logrado, acompáñanos con el resto del artículo porque su viaje te dejará con la boca abierta.

Advertisement

Una intensa batalla contra el exceso de peso

Para Lexi, perder peso ha sido una batalla constante con la que ha lidiado durante toda su vida. Habla de cómo trató de seguir la dieta Weight Watchers u otros programas de pérdida de peso, pero nunca parecieron serle suficiente. También explica que cuando por fin lograba perder peso, por poco que fuera, lo volvía a recuperar.

También ha comentado sus intentos propios para perder peso. A menudo se saltaba el desayuno, pero terminaba comiendo mucho.

Advertisement

El príncipe azul entra en escena

Cuando Danny conoció a Lexi, no le importó su peso, lo único que parecía importarle era que por fin había conocido al amor de su vida.

Danny también había tenido problemas con el aumento de peso. Comenta que cuando era más joven y practicaba deportes, controlaba su peso lo suficiente, pero que una vez dejó de practicarlos, empezó a ganar peso. Cuando se juntaron y sintieron cómodos en su relación, continuaron ganando todavía más peso. La espiral de peso continuaba.

Advertisement

La pareja de 350 kg

Lexi admite que el pasatiempo favorito de la pareja era ver contenido de Netflix y encargar su comida basura favorita simplemente porque no les apetecía cocinar. Cuidarse y cuidar de su salud había pasado a un segundo plano. Según sus propias palabras, se habían convertido en la pareja de los 350 kilos.

La comida era un interés compartido por la pareja. Llegaron a confesar que pasaban el rato en los bufés disfrutando de la comida, y una vez más, su salud había pasado a un segundo plano. Vale, puede que tengamos algún problema con lo que se avecina.

Advertisement

Que no falte la comida

Lexi indicó abiertamente que provenía de un hogar donde el dinero era escaso, por lo que comprar alimentos procesados era más fácil que comprar alimentos saludables. Los alimentos procesados no son los más saludables, lo que unido a la capacidad de Lexi de engordar de forma rápida no ayudaba mucho a aliviar la situación.

Salir con Danny no mejoró esta situación, en todo caso la empeoró. Si no estaban en los restaurantes comiendo, entonces te los podías encontrar en el sofá comiendo también. Sin importar el estado de ánimo ni la situación, la comida no faltaba.

Advertisement

Netflix y el frío

El sobrepeso no da lugar a muchas actividades, ¿verdad? Al no poder ir de excursión o montar en bicicleta, a la pareja solo le quedaba quedarse en casa con la actividad de mirar como pasatiempo.

Lexi fue la primera en darse cuenta de que tenía que modificar su estilo de vida. Era una persona feliz, llena de positividad y con una fuerte voluntad, pero había un problema: no tenía ninguna motivación para realizar los cambios necesarios, bueno, o al menos eso es lo que ella creía, hasta que Danny se presentó con una gran sorpresa.

Advertisement

¿Quieres casarte conmigo?

Según Lexi, Danny la quería por quien era. Así que, cuando finalmente le hizo la pregunta y le pidió que se casara con él, todo cambió para Lexi.

Sin embargo, había un gran problema, no era capaz de encontrar un vestido que le quedara bien. Lexi, que nunca había sido tímida en cuanto a su talla, pesaba en ese momento la friolera de 220 kg. El punto más alto de su vida se convirtió entonces en el punto más bajo en el que no era capaz de encontrar un vestido de su talla. ¿Encontró nuestra novia el vestido perfecto? Supongo que tendrás que seguir con nosotros para averiguarlo.

Advertisement

Es hora de despegar

Nuestra novia logró encontrar su vestido de novia perfecto y nuestra pareja tuvo la boda más mágica jamás vista. Como cualquier otra pareja, empezaron a plantearse la vida después de su matrimonio, querían tener hijos pero para conseguirlo tuvieron que afrontar algunas verdades.

Entre ellas estaba que tener un hijo con el peso de Lexi se consideraría un embarazo de alto riesgo, las probabilidades de que ella o el niño sobrevivieran eran casi nulas. Tendrás que quedarte para conocer las demás verdades.

Advertisement

¿Y si no vuelvo a viajar?

Como la mayoría de la gente, uno de los sueños de Lexi era visitar los Estudios Universal para ver el mundo mágico de Harry Potter. Con el tiempo se dio cuenta de que si tenía alguna esperanza de viajar, tenía que estar en mejores condiciones.

Tenía que ser capaz de caber en un avión dado que vivía en Indiana y necesitaba llegar a Florida. Para disfrutar del lugar tenía que ser capaz de caber en las atracciones, y eso era imposible con un peso de 230 kg. Entonces, ¿qué hizo al respecto?

Advertisement

Incluso en aquel momento, el sofá continuaba siendo su consuelo

Antes incluso de que Lexi conociera a Megyn Kelly en su serie de televisión, expresó su descontento por el hecho de que tanto ella como Danny no estaban viviendo realmente su vida al máximo. “Estábamos frustrados por tener que pasar demasiadas tardes en el sofá viendo la televisión, consumiendo todas las calorías sin pensar”, indicó.

Sin embargo, su peso afectaba a su capacidad para acceder a lugares normales.

Advertisement

Empezaron a mostrarse las señales de peligro

“Me levantaba cada mañana y mis músculos estaban agarrotados, estaba agotada, pero también me quedaba inmediatamente sin aliento”, indica Lexi, después de que Megyn Kelly le entrevistara acerca de los mayores obstáculos que se encontraba de forma habitual.

Se dio cuenta de que era un problema grave para alguien de su edad.

Advertisement

No podemos quedarnos sin hacer nada

Un año de matrimonio y nuestra pareja favorita sigue pasándose el día viendo Netflix y comiendo hasta la saciedad. Danny estaba perfectamente cómodo con este estilo de vida, pero nuestra querida Lexi se estaba inquietando. Su sueño de viajar la estaba consumiendo por dentro y para satisfacerlo necesitaba perder peso.

Estaba deseando cambiar, pero no encontraba la motivación para levantarse y hacerlo. Ya sabes lo que tienes que hacer para averiguar lo que sucedió después.

Advertisement

Aceptando el reto como el equipo A

Lexi Reed solo tenía 25 años y pesaba la friolera de 220 kg. Danny, su marido, pesaba una media de 130 kg, y parecía que el exceso de peso se había detenido de verdad. Muchas de las tareas normales se estaban convirtiendo en complicadas, incluso cosas como montar en bicicleta o dar un paseo.

Cuando llegó su primer aniversario en 2016, la pareja pensó que era crucial que comenzaran a hacer algunos cambios en su estilo de vida.

Advertisement

Llegarían cambios para el nuevo año

Muchas personas se hacen propósitos de Año Nuevo todos los años y la mayoría terminan siendo en vano. Sin embargo, Lexi y Danny se empeñaron en cumplir con su compromiso.

Ambos estaban ya hartos de su sobrepeso y, ahora que funcionaban como un equipo, confiaban en poder afrontar juntos el 2016 como una bestia y superar sus retos de pérdida de peso.

Advertisement

Feliz Año Nuevo

El día de Año Nuevo de 2016, Lexi por fin puso punto final a sus viejos hábitos y a los de Danny. Acabó con los atracones e introdujo nuevos hábitos alimenticios saludables y un nuevo régimen de ejercicio.

Resulta que incluir a Danny en el viaje no fue tan difícil, estaba deseando ser padre y ¿cómo iba a pasar tiempo con sus hijos con todo ese peso? Con los dos apuntados al nuevo plan, la pareja comenzó con su viaje de pérdida de peso.

Advertisement

Para la bueno y para lo malo

Danny admitió que este nuevo viaje no era tan emocionante como esperaba. Ya se sentía cómodo con la rutina anterior. Llegar a casa para holgazanear en el sofá todo el día y comer comida reconfortante era un plan mucho mejor.

Como el marido solidario que era, tomó una decisión. Iba a sacrificar su estilo de vida si ello implicaba estar junto a su mujer durante este viaje. Para ayudar a Lexi a cambiar su vida, él también cambiaría la suya. Para mantener el rumbo, establecieron una serie de reglas.

Advertisement

Los mandamientos

Volver a los viejos hábitos puede ser fácil. Para evitarlo, la pareja elaboró una serie de reglas para mantener el rumbo. Hicieron apuestas con sus amigos para mantenerse a raya y rechazaron cualquier tentación.

Escogieron el método del pavo frío para autodemostrarse que tenían suficiente autocontrol. Desconocían que al retomar el control de su vida se convertirían en una inspiración para otras personas con el mismo problema.

Advertisement

Los amigos fieles se unen al reto

Cuando un amigo se enteró de su plan, aceptó ayudarles. Danny y Lexi se arriesgaron a asumir el compromiso de abstenerse del alcohol y de hacer trampas durante 30 días. La pareja aceptó el obstáculo e incluso se apuntó a un gimnasio como resultado.

Sin embargo, ¿llegarían a acudir realmente al gimnasio? Muchos estadounidenses en condiciones similares se apuntan y luego ni siquiera aparecen por allí.

Advertisement

Te doy mi palabra

Lexi estaba decidida a cambiar su estilo de vida. Nos indicó directamente lo siguiente: “Estábamos hartos de la vida que llevábamos y de todas las cosas que no podíamos hacer como pareja”. Lexi tiene un alma aventurera y había muchas cosas que quería ver y hacer, como salir a pasear con su marido.

“También temíamos que si no recuperábamos nuestra salud, no podríamos formar una familia”. Con estos objetivos en mente, empezaron a hacer un seguimiento de su progreso, Lexi empezó un canal de Instagram.

Advertisement

El gimnasio perfecto

Para iniciar su viaje en el mundo del fitness, Lexi necesitaba dar con el gimnasio adecuado, con el equipamiento adecuado, lo que resultó ser una tarea complicada. Debido a su peso, Lexi sufría graves dolores en las articulaciones y requería un gimnasio que pudiera soportar su peso.

La pareja tampoco pensaba contratar a un monitor personal en el gimnasio, no señor, este era su viaje y pensaban hacerlo solos junto con su autodisciplina y dedicación para mantenerse a raya, además, un monitor personal también era bastante caro. ¿Encontraron el gimnasio perfecto?

Advertisement

El gimnasio perfecto existe

Para que un gimnasio cumpliera con las expectativas de Lexi, tenía que cumplir con bastantes requisitos. En primer lugar, para que su dolor en las articulaciones se viera compensado, era necesario que tuviera el equipamiento adecuado y, además, era bastante cohibida, por lo que necesitaba un gimnasio menos concurrido para su comodidad.

Lo encontró y se enamoró de este espacio: “Encontré una máquina llamada rampa de cruce que no me hacía daño a las articulaciones con 220 kg y me enamoré de ella”, dejando resuelto el aspecto del ejercicio del viaje. Lo siguiente sería ocuparse de la comida.

Advertisement

Más peces para freír para Lexi

Una vez resuelto el aspecto del ejercicio, si querían progresar, necesitaban vigilar lo que comían. Dejaron de salir y pedir comida para llevar y empezaron a preparar comida en casa. Así eran capaces de controlar la ingesta.

Como a los dos les encantaba la comida, empezaron a prepararse comidas el uno al otro, de esta forma aprendían a atender las necesidades del otro. Empezaron a encontrar formas más sanas de disfrutar de las comidas que hacían antes, preparando versiones más sanas para el otro.

Advertisement

Cuando ninguna excusa es aceptable

A muchas personas les gustaría perder peso y ponerse en forma, pero no le dan prioridad. Como resultado, no van al gimnasio, no cuidan su salud y se sienten mal consigo mismos. Lexi no estaba dispuesta a dejar que se saliera con la suya.

“Quiero tratarlo como un evento de trabajo”, dijo sobre su rutina de ejercicios. Soy mi propia jefa y no voy a ir a ninguna parte.

Advertisement

Superaron el reto como socios

Lexi, en cambio, no intentó perder peso sola, sino acompañada por su cónyuge, Danny.

Ambos querían ponerse en forma. Se aseguraron de estar siempre ahí el uno para el otro y de ayudarse mutuamente a resolver los problemas.

Advertisement

Los cambios en el estilo de vida empezaron a dar sus frutos

Lexi aclaró cómo los pequeños cambios pueden llevar a obtener grandes resultados y cómo todo es posible. Habían empezado a cambiar su forma de comer…

Evitaron salir con cada comida y prepararon versiones más saludables de los alimentos que les apetecían. Empezaron a salir a pasear y a hacer ejercicio en el gimnasio más a menudo, cinco días a la semana. Su modo de vida se estaba volviendo permeable.

Advertisement

Las dietas son temporales, el estilo de vida es para siempre

Danny y Lexi insistieron en que lo que estaban haciendo no era una dieta sino un cambio completo en su estilo de vida. Ella creía firmemente que las dietas eran una solución temporal a un problema mientras que ellos requerían una solución permanente, por lo que optó por un estilo de vida totalmente nuevo para ellos.

Para facilitar este proceso a ambos (recordemos que son unos grandes amantes de la comida) Lexi hizo una lista de todos los alimentos que les gustaba comer y buscó una forma de disfrutar de esta misma comida pero de alguna manera más saludable, con una versión más sana de los alimentos.

Advertisement

Una pareja que se apoya mutuamente

Se puede decir que en esta pareja cada parte animaba a la otra. Sin Danny, Lexi no se habría animado a cambiar su estilo de vida y sin Lexi, Danny no se habría molestado en salir de su zona de confort.

Centrándose en el apoyo que se ofrecían entre ellos, la pareja fue capaz de comenzar su viaje y continuar con él… sin embargo, iniciar el viaje era solo una parte del rompecabezas, mantenerlo era lo demás.

Advertisement

Hasta la siguiente vida en el gimnasio

A medida que Lexi continuaba yendo al gimnasio, fue adquiriendo más confianza en sí misma, y empezó a apuntarse a más clases, de repente ir al gimnasio no era tan malo, e hizo incluso amigos nuevos.

Ahora tenía ganas de ir al gimnasio. Sí, hacer amigos que hacen ejercicio como tú puede hacerle eso a una persona. Sus nuevos amigos se convirtieron en su mayor apoyo, de tal manera que incluso hacer ejercicio se había convertido en algo divertido.

Advertisement

Se recoge lo que se siembra

Lo más difícil de hacer ejercicio es que a veces te esfuerzas, pero los resultados tardan mucho en llegar. Puede que lo estés haciendo todo bien, que vayas al gimnasio, que comas sano, pero los resultados todavía no sean visibles.

Sin embargo, este no fue el caso de Lexi, ya que se esforzó tanto que los resultados llegaron de inmediato. Perdió 9 kilos en tan solo un mes después de empezar, de modo que si Lexi se casara hoy no tendría ningún problema en encontrar un vestido de novia.

Advertisement

El progreso de Danny en el gimnasio

Aunque Danny no pesaba tanto como su mujer, seguía pesando bastante. Cambió su estilo de vida como muestra de apoyo hacia ella, pero no era consciente de que su vida también cambiaría. También perdió el exceso de peso que había ganado. Puedes ver los resultados a continuación.

Danny pasó de pesar 130 kg a 90 kg en tan solo dos años, y aunque la mayor parte del peso lo perdió en su primer año, continuó yendo al gimnasio en solidaridad con su mujer. A continuación descubrimos a Lexi tras su gran esfuerzo en el gimnasio. Continúa leyendo.

Advertisement

Presentamos a la nueva y mejorada Lexi

Cuando Lexi comenzó a hacer ejercicio, pesaba la friolera de 230 kg, pero en mayo de 2018 ya había perdido cerca de 140 kg, lo que la convirtió en una persona completamente nueva. Había recogido los frutos de su esfuerzo y estaba encantada.

No te puedes ni imaginar cuál fue la primera vez que Lexi notó una diferencia en su cuerpo. Estaba en un restaurante y se dio cuenta de que, de repente, su estómago no se apoyaba sobre la mesa al sentarse.

Advertisement

Lexi, la influente de Instagram

Como una forma de progresar, Lexi se creó una cuenta de Instagram con el nombre de fatgirlfedup en la que publicaba sus fotos únicamente para desafiarse a sí misma y motivar a cualquiera que estuviera luchando como ella.

Publicaba una cita motivadora debajo de cada foto y, antes de que se diera cuenta, ya tenía un gran número de seguidores que se inspiraban con sus publicaciones y citas. Su documentación en Instagram acerca de su pérdida de peso inspiró a mucha gente a empezar a trabajar también en su viaje.

Advertisement

La vida de la pareja en el punto de mira

Pronto la historia de Lexi y Danny se extendió por todo el mundo, y se hicieron famosos. La mayoría de las emisoras de noticias publicaron su inspiradora historia, ampliándola y difundiéndola.

Estar en el punto de mira solo les ha servido como otro sistema de apoyo en su camino hacia un estilo de vida más saludable. Por mucho que esto les haya servido de inspiración, la pareja indica que a veces es simplemente agradable poder ir de excursión con la persona que desees.

Advertisement

La proliferación en las redes sociales

La pareja empezó a notar cómo su mundo estaba cambiando a mejor. Utilizó Instagram para difundir los cambios en su estilo de vida al resto del mundo. El perfil “Fatgirlfedup” de Lexi ha sido una fuente de inspiración para otros.

Lexi tiene más de 700 mil seguidores en su cuenta de Instagram, donde publica fotos y citas de forma frecuente para difundir su mensaje.

Advertisement

Liberación de los problemas de peso

Ahora, con un peso más saludable, Lexi dice que ya no se siente esclavizada por su propio cuerpo. Dice que está agradecida por el viaje y que sigue disfrutando de él cada día. Aunque indica que se quería a sí misma cuando era más grande, la vida le resulta más agradable con su actual peso.

“Me quise a mí misma incluso con 220 kg. Simplemente poder despertarme y hacer lo que quiera e ir a donde quiera…, ya no me siento prisionera de mi propio cuerpo”.

Advertisement

Una dosis constante de autorreflexión

Para Lexi, mirar hacia atrás y ver lo lejos que ha llegado es una constante en su vida. Mirar hacia atrás y ver todo el trabajo duro que ha tenido que hacer para llegar hasta donde está ahora no es una tarea fácil de olvidar. Lexi está siempre dispuesta a compartir.

Se comunica con sus seguidores a través de sus publicaciones en Instagram. Inspirando a otros constantemente al compartir cómo la lucha de cada uno es diferente, pero independientemente de esto, solo es cuestión de empezar. Lexi ha compartido su viaje desde el principio.

Advertisement

Lexi no es una imagen perfecta

La mayor corriente entre los influentes de las redes sociales es que ofrecen una imagen perfecta. La mayoría de ellos parecen tan perfectos y sin algo que permita sentirse identificados con ellos. Por supuesto, no carecen de dificultades ni fracasos, sino que simplemente no los muestran.

A diferencia del resto, Lexi no trataba de ocultar nada. Publicaba sus imperfecciones y sus fracasos con la esperanza de inspirar a alguien. Incluso ahora que ha perdido peso, sus vídeos de cuando luchaba continúan en su página.

Advertisement

Habla de ser amable con uno mismo

Lexi insiste en que la pérdida de peso es tan mental como física. En el verano de 2018, animó a sus seguidores a hablarse a sí mismos con amabilidad ya que, como persona, siempre te estás escuchando. Insiste en la importancia de cómo nos hablamos a nosotros mismos.

Si te hablas constantemente de forma negativa a ti mismo, los resultados serán negativos y lo contrario, si eres positivo contigo mismo, los resultados saldrán a la luz. Hablar y ser amable contigo mismo también contribuye a la forma en que te presentas a tus entrenamientos y a los resultados que les siguen.

Advertisement

No tienes que vivir en el gimnasio

A Lexi le gusta recordar a sus seguidores que el gimnasio también puede ser divertido. Insiste en que no hay que vivir en el gimnasio para conseguir y mantener la salud. A Lexi y Danny les gusta mezclar sus rutinas incorporando diferentes entrenamientos.

Diez minutos de esfuerzo pueden ser tan efectivos como treinta si te esfuerzas de verdad. Haz que sea divertido y empieza por donde puedas, al fin y al cabo, todos empezamos por algún sitio. Hacer ejercicio al aire libre o incluso dar un paseo ocasional puede ayudarte a disfrutar más de tus entrenamientos.

Advertisement

El ejercicio puede estar en cualquier lugar

Es posible que algunas personas se sientan intimidadas por la idea de hacer ejercicio en un gimnasio, especialmente si hay mucha gente y se encuentran al comienzo de su viaje de fitness. A Lexi le gusta animar a la gente a que no tenga que ir al gimnasio para realizar su actividad diaria.

Una vez compartió una foto de una excursión que hizo con una amiga y animó a la gente a salir y pasar tiempo con la naturaleza y explorar.

Advertisement

Cambiar sus hábitos diarios le cambió la vida

Hasta ahora, Lexi sigue admitiendo que no siempre está motivada para ir al gimnasio o seguir con ello, pero aprendió rápidamente que si no se cuidaba primero, nunca lo conseguiría porque se sumergiría en otras cosas.

Una vez publicó un pie de foto que decía: “Cuando me levanté esta mañana, estaba dolorida, cansada, llena de excusas y sin motivación. Sin embargo, a pesar de mis excusas, sabía que tenía que hacerlo. He aprendido que la clave para perder peso se encuentra en los hábitos diarios. Cuando empecé a hacer ejercicio por la mañana me ayudó a cambiar mi vida”.

Advertisement

La pareja que hace ejercicio junta permanece unida

Desde que Danny y Lexi comenzaron su viaje de pérdida de peso juntos, hay una cosa que ha permanecido constante: su amor mutuo. Fue su amor mutuo, sus objetivos y sus sueños lo que les empujó a crear un estilo de vida más saludable para sí mismos.

La nueva vida que Danny y Lexi han creado juntos es ahora más saludable que la que tenían cuando eran novios. Su viaje hacia la pérdida de peso es realmente inspirador y cualquier persona que tenga dificultades con sus hábitos de entrenamiento debería mirar a esta pareja como una fuente de inspiración.

Advertisement

Comparte alimentos para el alma y la mente

Lexi está orgullosa de haber perdido todo su peso sin haber tenido que pasar por el quirófano, ni utilizar pastillas para adelgazar, ni ninguna otra medida que la gente suela utilizar, ya que perdió su peso modificando sus decisiones alimentarias, además de ir de forma constante al gimnasio.

Lexi documenta su viaje alimenticio en Instagram, explicando por qué elige algunas de las comidas que hace y cómo puedes convertir en más saludables algunas de tus comidas favoritas. Por ejemplo, una vez explicó cómo se puede hacer el sushi de forma saludable.

Advertisement

Las pequeñas cosas de la vida

Las pequeñas cosas de la vida pueden significar un mundo para ti o ponerte de los nervios. Lo que siempre le molestó a Lexi fue su limitado número de prendas cuando pesaba cerca de 230 kg. No tenía muchas opciones entre las que elegir.

Cuando Lexi y su marido fueron a la gira Vans Warped en 2018, por fin se pudo comprar una camiseta porque ahora ya cabía en una. Cuenta que había asistido a la misma gira durante más de ocho años y que no le servía.

Advertisement

Lexi no deja que el miedo gobierne su vida

Lexi insiste en la importancia de la vida que se lleva en comparación con el peso que se pierde. Explica que no se trata del peso que se pierde sino del tipo de vida que se lleva después.

En una publicación reciente en Instagram, explicó cómo había vencido recientemente a su miedo al subirse por fin en un kayak. Insiste en que no ha muerto ni se la han comido las serpientes como temía anteriormente. Destaca que la importancia de la vida después de la pérdida de peso es ponerse en marcha y hacer todo lo que antes no podía hacer.

Advertisement

Cualquier comida se puede convertir en una comida saludable

Lexi da consejos a las personas acerca del tipo de comidas que deberían comer sin dejar de ser saludables. Señala que a menudo el tipo de comida que se pide en los restaurantes no es el problema, sino los acompañamientos que vienen con la comida, como las ensaladas y los aderezos.

No solo comparte su trayectoria de salud en relación con la comida, sino que también cómo se las arregla para comer sus alimentos favoritos de una forma saludable. Pide a la gente que sea consciente de los condimentos adicionales, ya que pueden aumentar el número de calorías de una persona con mucha facilidad.

Advertisement